Saltar al contenido

Termómetro digital, guia de compra

Muy atrás ha quedado ya el uso de los termómetros de mercurio que, seguro, utilizaron contigo cuando eras pequeño. De hecho, en la actualidad, ya han sido retirados del mercado. Ahora, son otros los avances que se han producido en este campo y la llegada de nuevos aparatos para medir la temperatura corporal, llegan con fuerza. Uno de estos avances, el del termómetro digital que hace ya años que forma parte de nuestra vida. ¿Quieres saber más? Si estás pensando en comprar uno, te contamos todo lo que necesitas saber para elegir la opción perfecta.

¿Qué es un termómetro digital?

El termómetro digital permite una detección de la temperatura corporal portátil gracias a una sonda incluida y una pantalla digital. Su funcionamiento se basa en un análisis de la radiación infrarroja que el cuerpo humano desprende. Para hacerlo, tan solo hay que apuntar correctamente al lugar indicado del cuerpo para que no reciba ‘información’ incorrecta de otros órganos del cuerpo o, incluso, que no tenga alteraciones de temperatura venidas del exterior.

¿Cómo funciona un termómetro digital?

Seguro que has visto en más de una ocasión uno de estos aparatos. Es más, estamos seguros de que lo has llegado a utilizar para ti o para tus hijos. Pero ¿sabes realmente cómo funciona un termómetro digital? Te lo hemos ido avanzando un poco en el punto anterior. Estos termómetros se basan en sensores de calor electrónicos que consiguen saber cuál es exactamente la temperatura de tu cuerpo.

En concreto, el digital, suele utilizarse en la boca, el oído o el recto. También es habitual colocarlo en las axilas, pero debes saber que suele ser algo menos exacto. Al utilizarlo en el oído, debes tener en cuenta que el hecho de que exista cerumen puede alterar también los resultados.

Lo mejor de este tipo de aparatos digitales es que tiene una exactitud de 0,1ºC, lo que le lo hace perfecto para tener una seguridad exacta de la temperatura corporal.

Usos del termómetro digital

Está claro que a nosotros el que nos interesa es su parte médica, pero hay otros usos que se le dan a este tipo de termómetros en otros campos. Por ejemplo, los siguientes:

  • Medicina. Suelen utilizarse para controlar la temperatura de los pacientes en los hospitales o para las revisiones médicas regulares.
  • Sector sanitario. En este sentido, pueden usarse también en procesos alimentarios o en laboratorios farmacéuticos.
  • En la cocina. Existen termómetros digitales que ayudan a medir la temperatura de los alimentos a la hora de crear recetas.
  • En los electrodomésticos. Ayuda a controlar que no se exceda su temperatura. También se usa en otro tipo de aparatos.
  • Laboratorios. En experimentos y reacciones químicas también suele utilizarse este tipo de termómetros.
  • En el coche. Los termómetros digitales también se usan para comprobar la temperatura ambiente que tenemos. De hecho, puedes instalar cómodamente uno en tu coche.
  • En construcción. Existen otra serie de termómetros que suelen usarse en el mundo de la construcción de casas para medir de forma exacta temperaturas importantes.

¿Cómo utilizar un termómetro digital?

Es importante saber cómo utilizarlo ya que de ahí dependerá el hecho de que tomemos mayores o menores medidas en nuestra salud. Por ejemplo, si nos encontramos en un resfriado bastante fuerte, el termómetro digital nos puede ayudar a saber si necesitamos controlar también nuestra temperatura corporal. De hecho, la fiebre es síntoma siempre de que algo no marcha bien en nuestro organismo y tenerla bajo control es sumamente importante. El saber usarlo como toca, resulta vital. Para ello, te contamos cómo hacerlo correctamente.

Limpia el termómetro

No es un aparato que (por suerte) usemos muy a menudo. El tenerlo guardado ha podido ensuciarlo o llenarlo de polvo y eso conllevar a que no funcione del todo bien. Por eso, te recomendamos que antes de utilizarlo lo laves bien con agua y jamón neutro. A continuación, sécalo con un paño que contenga un producto antibacteriano y acaba de secarlo con un pañuelo de papel. Así conseguirás que sea todavía más exacto.

Enciende el termómetro

Siempre tienes que encender el termómetro antes de ponerlo en la zona en la que vas a tomar la temperatura. Esto resulta vital. Debes esperar a que la pantalla se ponga a cero. De este modo comprobarás también que haya suficiente batería o que las pilas aun funcionan correctamente. Piensa que de no usarlo pueden llegar a dañarse.

Colócalo de forma correcta

En el caso de que vayas a utilizarlo en la boca, debes saber que la situación perfecta es situarlo en la parte de atrás de la lengua, jamás tienes que cogerlo con los dientes porque, no solo conseguirás que no funcione correctamente, también corres el riesgo de romperlo.

Toma la temperatura

Solo cuando estés cien por cien seguro de que el termómetro está situado de forma correcta, podrás apretar el botón. Espera siempre a que emita el pitido o la luz antes de mirar el resultado. Hacerlo antes puede conllevar no tener una lectura correcta. Todo lleva su proceso.

¿Qué debes saber? Ten en cuenta que la temperatura normal de un adulto (salvo excepciones) suele estar en los 37 grados. Todo lo que suba o baje de ahí puede ser signo de que algo no funciona bien.

Ventajas de los termómetros digitales

Los termómetros digitales ofrecen una serie de ventajas que los hacen perfectos para utilizarlos para leer la temperatura. Entre ellas, las siguientes:

Son fáciles de usar

Estos termómetros resultan muy sencillos de utilizar ya que tan solo tienes que encenderlos, ponerlos en la zona correcta y apretar un botón. Cualquiera puede utilizarlos sin problemas.

Son rápidos

En unos pocos segundos se puede saber cuál es la temperatura corporal. No necesitan de varios minutos para conseguirlo.

Son exactos

Como te decíamos antes, este tipo de termómetros tienen una equivocación de 0.1ºC, así que, la precisión es buenísima. Te dará una temperatura corporal casi exacta.

Son cómodos

El propio aparato te avisa cuando ha acabado su función a través de una señal auditiva o visual. Un suave pitido de dirá que ha llegado el momento de quitarlo. Además, suelen ser pequeños para que el manejo sea todavía mejor.

Son económicos

Puedes encontrar termómetros a precios realmente bajos. Más adelante te lo ampliamos.

Diferentes tipos de termometros digitales

Termómetro digital para bebés y niños

Los termómetros digitales suelen ir muy bien para utilizarlos en bebés y niños porque, como te decíamos, son muy sencillos y rápidos de utilizar. Todos sabemos que un niño no va a quedarse quieto demasiado tiempo y, por ello, que lo hagan con esa rapidez, se agradece. Existen distintos tipos de termómetros digitales para niños.

Termómetro digital estándar

Este tipo es el que conocemos desde siempre. El que te hemos ido comentando hasta ahora. Es una pequeña barra alargada que solo cuenta con un botón que presionaremos para saber la temperatura. Son bastante cómodos ya que cuentan con una pantalla digital que mostrará los datos para facilitarnos bastantes las cosas. Por lo general, suelen medirse en la zona de la axila o el recto en el caso de los niños y miden temperaturas de entre los 32ºC y los 43ºC.

Termómetro de chupete

Es una de las últimas apariciones del mercado y suelen funcionar perfectamente en los bebés acostumbrados a llevar chupete. De hecho, su apariencia es la de un chupete normal pero incorpora una pantalla digital en la parte delantera donde saldrá la temperatura. Suele incluir una silicona muy cómoda para el bebé y mide rangos de entre 32ºC y 42.9ºC.

Termómetro de frente

Es un poco menos preciso que los anteriores. Es una pequeña tira que se coloca en la frente y que, tras un corto tiempo, nos puede mostrar la temperatura corporal tanto en bebés como adultos.

Termómetro de infrarrojos

Son la última novedad en cuanto a termómetros digitales se refiere. Este tipo permite que no sea necesario ni tocar al bebé o al adulto. Basta con acercarlo a una distancia correcta de la zona para obtener la temperatura exacta.

Termómetros digitales para adultos

Y, si este tipo de termómetro es bueno para bebés, también lo es para adultos. Sigue teniendo las mismas características y, de hecho, lo más común es utilizarlo en las axilas. Muestra una temperatura corporal exacta también en mayores y sigue siendo cómodo y sencillo de utilizar. Es uno de los más vendidos por su precio, su ligereza y su facilidad de uso. Así que, si estás buscando un termómetro para tener en casa en caso de emergencia, estos pueden ser de gran ayuda.

¿Por qué usar un termómetro digital?

Te lo hemos ido avanzando ya a lo largo de este post. Los termómetros digitales ofrecen una serie de ventajas frente a otros tipos de termómetros como la comodidad, la ligereza, el precio o la exactitud. Aunque es cierto que actualmente han salido al mercado otros que también pueden tener venirte bien, el termómetro digital sigue siendo el súper ventas.

¿Dónde comprar un termómetro digital?

Encontrar un termómetro digital es bastante sencillo. Al no necesitar receta (obviamente) puede adquirirse fácilmente a través de internet y tenerlo en casa en muy poco tiempo. También tienes la opción de comprarlo directamente en farmacias o parafarmacias o en centros comerciales. Su uso está muy extendido y, por tanto, su venta también. Por tanto, no tendrás mayores problemas a la hora de encontrar uno. Lo mismo ocurre con aquellos que no están relacionados con la salud, los puedes encontrar en internet o en tiendas especializadas.

Precio de los termómetros digitales

Son muy económicos. Su sencillez hace que los termómetros digitales baratos sean fáciles de encontrar. Es cierto que si buscas el de chupete, el precio suba algo más. Pero, por lo general, si estás buscando uno de los tradicionales de barra y pantalla, lo puedes encontrar a un precio excelente. En el caso de que quieras uno por infrarrojos, el precio también subirá un poco pero sin ser realmente excesivo.

Las mejores marcas de termómetros digitales

Existen tres marcas que despuntan sobre las otras:

Braun

Es una experta en termómetros para medir la temperatura corporal (y en otras muchas cosas). Desde que nació en 1920, su equipo sigue innovando cada día para encontrar nuevos métodos más exactos. En la actualidad, tiene un sinfín de productos entre los que, como podrás imaginar, se encuentran los termómetros digitales. Es una marca de referencia en el sector.

Omron

Esta marca está especializada en termómetros digitales para el ámbito de la industria. De hecho, patenta también para incluirlos en los coches. La innovación y la creatividad son sus puntos fuertes y, por ello, no es de extrañar que sea una de las marcas más vendidas a nivel mundial. Si buscas un termómetro digital láser de extrema precisión, debe ser tu elegida.

Chicco

Y esta marca dedicada a los más pequeños de la casa no puede faltar en nuestra lista de marcas de termómetros más vendidas. Las razones son claras, la salud y la seguridad de tu bebé son sus principales objetivos. Por eso, cada día siguen innovando en ofrecer productos de calidad como en el campo de los termómetros digitales. Por cierto, fueron los primeros en sacar el termómetro en forma de chupete.

Como ves existen un sinfín de termómetros digitales en el mercado. Aunque el más conocido sea el que mide la temperatura corporal, existen otros muchos dedicados a otros campos. En la actualidad el sector ha crecido bastante y la llegada de termómetros láser o termómetros de infrarrojos, llegan pisando fuerte. ¿Por cuál te decides?