Saltar al contenido

Termómetro por infrarrojos

El termómetro por infrarrojos es una de las mejores opciones que podemos encontrar hoy por hoy en el mercado. De hecho, para muchos, es el aparato con mayor precisión que existe y no es para menos. La tecnología por infrarrojos es fiable, eficaz y, en este caso, muy cómoda de utilizar. Si estás pensando en comprar un termómetro, te contamos porqué este tipo es tu mejor opción.

¿Cómo funciona un termometro por infarrojos?

Como su propio nombre indica, este tipo de termómetros utiliza la tecnología de infrarrojos para funcionar. En su interior cuenta con un sensor que es capaz de detectar la temperatura corporal y transmitirla hasta el propio aparato que nos dirá cuál es. La mayoría de los productos cuenta con una pantalla LCD que, en ocasiones, incluye iluminación para una mejor lectura.

¿Cómo se utiliza?

Para utilizarlo, tan solo hay que situarlo a una distancia de entre uno y cinco centímetros de la frente o, directamente, tocando levemente la frente. Este hecho dependerá del tipo de modelo. Por lo general, todos utilizan el sistema sin contacto para conseguir ofrecer los resultados de forma rápida.

Ventajas del termómetro de infrarrojos

Como te decíamos, este tipo de termómetros es cada vez más utilizado por los clientes que andan en buscan de un producto que realmente ofrezca garantías. A continuación, te contamos cuáles son sus principales ventajas para que puedas acabar de decidirte.

Cómodo y fácil de utilizar

Este tipo de termómetros cuenta con un diseño ergonómico y cómodo que te permitirá manejarlo sin problemas. No pesan nada y tan solo tendrás que ponerlo en la frente para poder obtener la temperatura. Además, existen muchos modelos sin cable y, por tanto, puede utilizarse prácticamente en cualquier lugar.

Rápido

Te ofrece resultados en apenas 5 segundos. Es decir, apuntas hacía la frente y, en tiempo récord, tienes la respuesta. Esto viene genial si lo vas a usar con niños ya que conseguir que estén quietos mucho más tiempo es un objetivo casi imposible.

Precisión

La exactitud es uno de sus puntos fuertes. Este tipo de termómetros ofrece una precisión de más-menos 0.3ºC de la temperatura exacta. Así que, la precisión es otra de sus grandes ventajas ya que los resultados serán lo más acercados posibles a la temperatura real.

Perfecto para bebés y niños

Y es que, como te decíamos, el hecho de no tener que tocar al bebé o al niño hace que pueda utilizarse por la noche sin miedo a que se despierte. Tan solo tendrás que acercarlo a su frente sin tocarle para tener la temperatura y para que tú puedas quedarte mucho más tranquilo.

Incluyen registro de memoria

La mayoría de modelos de termómetros de infrarrojos cuentan con un registro de memorias que, como mínimo, almacena hasta 10 datos distintos. Con esto, tendrás un control mucho más exacto de tu propia temperatura o de la de tu bebé para saber como van variando los datos.

Precio de los termómetros de infrarrojos

No creas que nos encontramos ante aparatos caros. Los termómetros de infrarrojos baratos y de calidad, existen. De hecho, su precio oscila entre los 15 y los 50 euros. Los más económicos cumplen perfectamente su misión, mientras que los más caros incluyen varios extras que los hacen más completos o, directamente, estás pagando por una marca de confianza con una garantía que te asegura su buen funcionamiento.

Los mejores termómetros por infrarrojos del mercado

A continuación, te hablamos de dos modelos que ofrecen una muy buena calidad-precio.

Termómetro infrarrojo sin contacto para medir temperatura corporal de LifeBasis

La principal ventaja de este termómetro es que te muestra el resultado de forma precisa en tan solo 1 segundo. Además, puede utilizarse de forma corporal o para medir superficie, comida o, incluso, el ambiente. De hecho, también es usado para medir la temperatura del agua del baño o para la comida de los bebés. Para medición corporal, tan solo necesitas acercar el aparato entre 3 y 5 centímetros en la piel para conseguir tener la temperatura. Cuenta con una pantalla LCD bien iluminada para poder leer la temperatura en condiciones de poca luz. También incluye una alarma sonora para cuando se excede de los 38º. Ofrece una precisión casi total de temperatura. 

Rycom termómetro infrarrojo de frente

Este termómetro cuenta con la ventaja de que tiene una pantalla LCD a color que te muestra, por medio de los colores rojo, naranja y verde, el rango de temperatura. Es rápido ya que te los resultados llegan en apenas un minuto e, igual que el anterior, también sirve para medir superficie, comida, agua y ambiente. Para tener la temperatura exacta, tan solo habrá que mantener el aparato a una distancia de entre 3 y 5 centímetros de la piel o de la superficie a medir para tener los resultados. Cuenta con apagado automático a los 30 segundos de inactividad.

Como ves, los termómetros por infrarrojos cuenta con las ventajas de la precisión, la rapidez y la comodidad. Así que, si estás pensando en hacerte con un termómetro, puede que sea tu mejor opción.